E l ayuntamiento parragués acaba de abrir el expediente de oficialización de su escudo y bandera.

Entre 1895 y 1900, Octavio Bellmunt y Traver, junto con Fermín Canella y Secades, publicaron su enciclopedia “Asturias”, en la que dedicaban un capítulo a cada concejo asturiano. Para ilustrar la portada de cada fascículo eligieron el escudo municipal de cada concejo y -cuando éste no existía- se lo inventaban, como fue el caso del de Parres.

La mayor parte de los escudos por ellos creados violan alguna de las leyes de la heráldica, pero pueden convertirse en escudos heráldicos con algunas correcciones. Es éste el caso del emblema de Parres. Como dice el notable vexilólogo avilesino Eduardo Panizo Gómez “para convertirlo en un escudo heráldico habría que inventarle nuevos colores, simplificar su diseño y corregir lo que ellos (Bellmunt y Canella) pusieron como armas de los González de Argandona y de los Cordero de Nevares”. En referencia a la bandera del concejo, nunca se adoptó ninguna oficialmente, aunque desde hace unas tres décadas se improvisó una -como en algunos otros concejos-. Así se decidió que se colocase el emblema municipal sobre una tela o paño azul, que es el color que se considera representativo de Asturias, como se visualiza en la bandera del Principado.

Tal vez algunos se escandalicen de que -después de 115 años, en lo que se refiere al escudo- en Parres nos pongamos ahora a revisarlo, pero alguna vez había que hacerlo, sin entrar en las razones del porqué nadie se preocupó de esta cuestión hasta ahora.

Bien cercano tenemos un ejemplo. Me refiero al hermano y vecino concejo de Cangas de Onís que, sin miedos -hace tan sólo 70 años- cambió su escudo radicalmente. Nada quedó del que (entre otros) había utilizado hasta 1945. El entonces alcalde de la ciudad, don Emilio Antonio González-Capitel Pérez (conocido como Antón Capitel), consciente de que el blasón municipal era casi igual que el utilizado por el ayuntamiento de Gijón desde siglos atrás -dando lugar a confusión- se puso en contacto don Luis Menéndez Pidal y Álvarez, arquitecto y conservador de monumentos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Francisco José Rozada Martínez